Caldas

LA BAJA ACEPTACIÓN DE CONTRA REMISIONES PONE EN APRIETOS LA OCUPACIÓN DEL HOSPITAL SANTA SOFÍA

En reiteradas ocasiones la ocupación hospitalaria de Santa Sofía se ha visto afectada porque los hospitales de primer o segundo nivel no aceptan las contrarremisiones de los pacientes que están ad portas del alta, y que pueden terminar allí sus tratamientos o el suministro de medicamentos, lo cual es fundamental para descongestionar la red pública en el tercer nivel y generar disponibilidad de camas para los pacientes con enfermedades de alta complejidad que requieren atención inmediata.

Es importante recordar que el Decreto 2759 de 1991 ordena aceptar las referencias y contrarreferencias del sistema de seguridad social en Colombia. Santa Sofía durante la actual administración logró mejorar el proceso de remisión de pacientes aceptando el 95% de las mismas; no obstante el primer y segundo nivel no lo ha logrado, pues en muchos casos los gerentes de estas IPS no han asumido ese deber legal con los pacientes que se les contrarremiten.

“Aquí constantemente tenemos inconvenientes con el primer nivel para que nos acepten pacientes que solo requieren dos o tres días de oxigeno o terminar un medicamento, para evitar colapsar la red hospitalaria y dejar fluir de mejor manera la atención a nuevos pacientes”, enfatiza el gerente del Hospital Santa Sofía, Carlos Alberto Piedrahíta Gutiérrez.

En la medida que el primer o segundo nivel de complejidad no apoye las contrarremisiones, el gerente del Hospital Santa Sofía anuncia que hará las denuncias pertinentes antes los entes de control de aquellos directivos que incumplan las normas y el deber legal.

Publicidad Política Pagada

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba